Nunca imaginé que tendría pesadillas con el presidente de Estados Unidos.

Por otra parte, Nietzsche debe estar riéndose muy fuerte en la tumba viendo cómo su teoría del eterno retorno se aplica con un lapso de tiempo de tan solo 56 años entre sendos muros (Berlín ’61 – México ’17). Errores renovados y ni siquiera una idea original – No sé cómo escribir esto sin que suene muy repelente pero la idea me hace tiritar de verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s