Los intangibles también merecen un hogar

img_7480

 

Por ejemplo, coloco al intangible ‘amor’ en el cerebro y ese, ese, es mi gran error.

Publicado por Leticia Sala

Hola soy Leticia y me cuesta mucho definirme. Quizás por eso me gusta escribir, para intentar definir cosas o para hablar de lo libre que es todo aquello que no se define. leticiasalabufill@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: