por la igualdad de sueños

Duermo ocho horas seguidas y me despierta la alarma de las ocho de la mañana. Suenan las consecutivas alarmas activadas cada cinco minutos. Me voy durmiendo y me vuelven a despertar. Los sueños que tengo en estos intermedios son muy intensos y nítidos. Tanto, que olvido los anteriores y sólo recuerdo estos últimos.

Me parece injusto para el resto de sueños que han estado poniendo un gran esfuerzo en el guión, en la producción y en los efectos especiales. Han tenido su momento, su première, y sin embargo, todo ese trabajo queda anulado por un par de sueños nuevo-ricos en forma de cortometraje que han sabido estar en el sitio adecuado en el momento adecuado. Trepas y oportunistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s